Header Ads

MADRID implantará la prueba obligatoria para estudiar Magisterio en 2017

Los alumnos que quieran estudiar Magisterio en las universidades de la Comunidad tendrán que superar un examen específico obligatorio de acceso desde 2017, con precedente en la prueba piloto de mañana en la Universidad de Alcalá de Henares (UAH), que se extenderá al resto de facultades de Educación en 2016.

Un grupo de 150 alumnos del primer curso del grado de Educación Primaria de esa universidad efectuará en el campus de Guadalajara una prueba "experimental" -sin consecuencias académicas- del futuro examen de acceso a Magisterio, según informan a Efe fuentes de la Consejería de Educación.

Es una de las nuevas medidas incluidas por la Comunidad de Madrid en la reforma de los planes de estudio para los futuros maestros, y que se implantará en 2017 en todas las universidades de la región.

A partir de entonces, precisan las fuentes, los futuros maestros deberán aprobar este examen para poder acceder a los estudios de Educación Primaria en todas las universidades madrileñas que los ofrezcan.

Según la legislación estatal, desde el curso 2016-2017, los alumnos que quieran entrar en la universidad deberán superar la nueva evaluación final de Bachillerato, ya que desaparece la selectividad.

Además, las universidades podrán fijar procedimientos de admisión y, de forma excepcional, establecer evaluaciones específicas de conocimientos y/o de competencias.

La prueba de acceso de Magisterio garantizará los principios de igualdad, mérito y capacidad, explican las fuentes de la Consejería, y el principal objetivo será valorar los conocimientos y las competencias que se consideran imprescindibles para tener éxito en la formación del plan de estudios.

Mientras tanto, la prueba piloto, coordinada por la Consejería de Educación, que dirige Lucía Figar, con las facultades de Educación, no tendrá efectos académicos para los participantes.

Está previsto, añaden, que el próximo año se realice la misma prueba también con carácter "experimental" con participación de alumnos de Magisterio de todas las universidades madrileñas, tanto públicas (4) como privadas (7), que imparten estos estudios.

La prueba "experimental" de mañana se estructura en tres bloques (Lengua y Literatura, Matemáticas y Cultura General), cada uno compuesto por 30 preguntas.

Los estudiantes tendrán dos horas para cumplimentar el cuestionario, de 90 preguntas, en las que habrá cuatro opciones de respuesta para una sola correcta.

A modo de ejemplo, se les plantearán cuestiones de gramática y ortografía, señalar los autores de una generación literaria, cálculo matemático, ecuaciones, física, ciencias naturales, geografía de España -como identificar alguna isla- evolución humana, cronología de hechos y personajes históricos.

Según fuentes de la Universidad de Alcalá, las preguntas han sido redactadas por un grupo de expertos de todas las materias que se imparten en Magisterio.

Han añadido que se ha elegido esta universidad para la prueba piloto por ser de tamaño medio.

La Consejería de Educación y las facultades de Educación analizarán los resultados de la prueba piloto para perfilar los detalles de preparación y contenido definitivo del examen obligatorio, que contará desde 2017 para ser admitido en las facultades madrileñas de Educación.

Hasta entonces, la reforma de los planes de Magisterio acordada el año pasado por la Comunidad de Madrid y las universidades, recuerdan las fuentes, exige a los futuros maestros aprobar selectividad actual con una nota mínima de 5 en Lengua o superarla con una nota final de 9 sobre 14.

La Comunidad anunció en septiembre de 2013 una profunda reforma de los planes de estudios de Magisterio tras los resultados de las oposiciones a maestro de 2011 y de ese mismo año, cuando los suspensos fueron el 74 % de los candidatos.

El 22 de abril la Consejería firmó un convenio con las universidades para la mejora de la formación de los maestros y constituyeron una comisión para tal fin.
Con tecnología de Blogger.