Header Ads

Rechazados de la educación superior: Un problema y un peligro

Muchos jóvenes que terminan su educación media superior...

Muchos jóvenes que terminan su educación media superior, han sido ya rechazados a estas alturas de la educación superior, y la oferta de escuelas privadas o de carreras tecnológicas no es ni posible ni suficiente, en parte por las altas colegiaturas, y por otra porque muchas carreras no son atractivas a las esperanzas de los jóvenes estudiantes.

Otros quizá, los más, ni siquiera intentaron ingresar a una escuela de educación superior, pues los elevados costos de las colegiaturas, por ejemplo de la UATx, y la lejanía de las otras escuelas de este mismo nivel, son determinantes para que solo un porcentaje, que no llega ni al 50% de los estudiantes de bachillerato, puedan proseguir sus estudios superiores, y aún de estos, muchos desertaran por diversos motivos, los más desde luego, son los económicos.

Esto es un reflejo, en primer lugar, de la situación de pobreza que guarda el estado de Tlaxcala; en segundo lugar, un reflejo de la mala calidad y de la escases de oferta educativa viable, y de la falta de apoyos reales a los estudiantes que viven en condiciones de lejanía, respecto a los centros de estudio.

El problema es que los jóvenes, por falta de recursos económicos o por la lejanía de sus hogares, no intenta seguir estudiando y se enfrentaran ahora al fantasma del desempleo, ya que su falta de experiencia y de estudios limita las posibilidades de encontrar un trabajo bien remunerado y las otras alternativas, como el de irse a los E.U. como lo hicieron sus padres, están hoy cancelados, lo elevado del precio de los coyotes que cobran por pasar la frontera y las barreras que han construido los gringos, hacen casi imposible esta alternativa que hace algunos años era muy socorrida; no le quedara entonces que aceptar trabajos eventuales, o irse al comercio informal o a la delincuencia organizada, o ser “nini” por mucho tiempo; se pierden así, y me consta, verdaderos talentos que mucho podrían ayudar a resolver los graves problemas que tiene nuestro país.

El asunto más grave, es el de los estudiantes que son rechazados o excluidos de la educación superior, ya que aun teniendo los elementos necesarios como recursos, viabilidad, interés y entusiasmo por cursar una carrera universitaria, les anuncian que no lograron la calificación necesaria para ingresar a esa carrera o a esa universidad. Los efectos son graves, pues a veces se sienten frustrados, derrotados y fracasados; algunos incluso, no superan las secuelas de problemas psicológicos, perdiéndose una fuerza de trabajo importante para la nación entera.

Un ejemplo es lo que está sucediendo en la Universidad Autónoma de Tlaxcala, donde más de mil jóvenes se inscribieron para cursar la carrera de medicina, pero sólo van a admitir al 15%, pero ahora tienen que cursar todos un curso propedéutico, que dura 5 meses y que tiene un costo de algunos miles de pesos, para que al final, después de haber perdido los recursos económicos y lo más valioso su tiempo, el 85% quedara fuera. Como quiera que sea y cualesquiera que sean los objetivos, el impacto para muchos jóvenes será desastroso, máxime si es cierto que ya se sabe quiénes se quedaran, como corre ya el rumor de que sólo serán el 15%, más los que tengan palancas y los que den dinero por bajo del escritorio, recursos que se han usado en otras ocasiones. Esta situación traerá como consecuencia que se habrá jugado así, con lo más valioso de los jóvenes, sus esperanzas y su esfuerzo, y todo por mejorar los ingresos de la universidad.

Millones de jóvenes, y mucho talento se desperdician en una sociedad injusta y arbitraria, pero todos vamos en el mismo barco y si se hunde, todos iremos a pique; por ello, los gobiernos deberían de pensar muy seriamente en ello. (e-tlaxcala.mx)
Con tecnología de Blogger.