Header Ads

Ministro de Educación, José Ignacio Wert, se ha comprometido ante a reconsiderar la nota de acceso a las becas

El ministro reconoce que 'acogerá' las observaciones de los consejeros: No concreta cómo lo hará; mañana verá si también lo hace en la universidad.

• El proyecto del Ministerio elevaba las notas mínimas para el acceso

• La oposición de las CCAA es global e incluye a las gobernadas por el PP


Marcha atrás en los requisitos de las becas. El ministro de Educación, José Ignacio Wert, se ha comprometido ante las comunidades autónomas a reconsiderar los criterios previstos en su proyecto de real decreto para acceder a las becas. El rechazo de las autonomías era un clamor, en el que se incluyen las gobernadas por el PP.

Nada más terminar la Conferencia Sectorial de Educación, entre el ministro y los consejeros autonómicos de Educación, tres de ellos han confirmado al salir que Wert está "dispuesto a reconsiderar" las nuevas exigencias, que elevaban las notas mínimas a un 6 para Bachillerato.

La oposición autonómica era general, incluido el PP. De hecho, el sentir de las autonomías 'populares' había quedado reflejado ante los medios por Extremadura. La consejera de Educación y Cultura, Trinidad Nogales, reclamaba a Wert que "rebajara" o "suavizara" la nota media.

Posteriormente, ha llegado la confirmación del ministro de Educación. Wert ha dado una rueda de prensa en la que ha reconocido que había comunidades autónomas que habían considerado que los requisitos eran "demasiado exigentes" y se ha mostrado dispuesto a "acoger esas observaciones".

"No renunciamos en absoluto a valorar la cultura del esfuerzo, ni a que en el sistema haya un reconocimiento a ese esfuerzo, pero nos hemos comprometido a estudiar la viabilidad de acomodar la exigencia, que algunas comunidades veían excesiva, para intentar que no constituya un obstáculo para el objetivo de conseguir reducir el abandono escolar temprano", ha explicado el titular de Educación.

Wert no ha querido concretar cómo va a afrontar esos cambios en el proyecto y ha dicho que por el momento sólo se ciñen al caso del Bachillerato y no de la Universidad. Eso no significa que pueda ampliarse, ya que no es hasta mañana cuando tiene una reunión con el sector. Hoy sólo era en relación al Bachillerato.

La consejera de Enseñanza de la Generalitat de Cataluña, Irene Rigau, se ha mostrado "satisfecha" con el resultado de la reunión y ha destacado que el ministro ha atendido a los razonamientos mostrados por los responsables autonómicos y por ello este real decreto podría ser modificado. Sin embargo, Rigau ha indicado que también "cabe la posibilidad de que se quede como está", aunque espera que haya una modificación.

Cataluña había sido una de las comunidades que ha pedido que se baje el listón o que, por lo menos, se tengan en cuenta las características socioeconómicas de los diferentes estudiantes.

La consejera extremeña ha incidido también en que "las condiciones socioeconómicas de cada comunidad autónoma son muy distintas" y ha pedido que se tenga en cuenta este factor con el fin de que se "module" la nota de acceso a la beca en función de estas circunstancias.

Ha explicado que debe hacerse "sin renunciar a la exigencia", pero que se debe "luchar para que este decreto no sea excluyente", ya que, en la redacción actual, se corre el riesgo de que se pueda "condenar a gente a salir fuera del sistema".

La consejera extremeña también ha pedido que, en relación a la cuantía de las becas, "se cubran todas las necesidades de la mejor forma posible".

Cataluña ha sostenido en la reunión que, con la redacción actual, un 50% de los estudiantes catalanes podría quedarse sin beca y, por tanto, abandonar sus estudios. En total ha contabilizado que se perderían 30.000 ayudas, lo que no significa que sean 30.000 estudiantes becados menos, dado que muchos de ellos reciben varias ayudas distintas a la vez.

"No se deberían incrementar los requisitos académicos", ha recalcado Rigau, que también ha pedido que se "mantenga" el dinero destinado a becas y que se revise el articulado relacionado con la parte variable de las becas.

Esta mañana, el consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Juan José Mateos, también ha criticado el sistema de becas porque, en su opinión, con este criterio se arriesga el principio de "equidad", según informa Europa Press. Este consejero del PP ha defendido durante la reunión que, en un momento como el actual, es necesario "fortalecer las ayudas a estudiantes y las becas". (elmundo.es)
Con tecnología de Blogger.