Header Ads

Elecciones Rectorado Universidad de Cantabria (UC) (22 de febrero)

Más de 14.000 personas podrán votar en las elecciones de la Universidad: La institución académica publica el censo provisional formado por profesores, estudiantes y personal administrativo.

La Universidad de Cantabria (UC) publicó ayer el censo provisional -se podrá reclamar hasta el 20 de diciembre- de personas con derecho a sufragio en las elecciones al rectorado del 22 de febrero. En total, 14.339 votantes. De ellos, 617 son profesores doctores permanentes; el resto del profesorado e investigadores suman 1.237 personas; un total de 11.880 son estudiantes y 605 engloban al personal de administración y servicios (PAS). A falta de que se cierre definitivamente el censo de votantes, los dos catedráticos que han dado el paso de presentar su candidatura al cargo de rector comienzan a perfilar sus proyectos.

La candidatura de Eduardo Mora al rectorado de la Universidad de Cantabria (UC) se asienta sobre cuatro pilares: «La participación de toda la Universidad en los órganos de Gobierno, la optimización de los recursos, la transparencia y la eficacia en la gestión», expone el director de la Escuela de Ingenieros Industriales. Mora guarda a buen recaudo la lista de nombres que le acompañarán en la carrera por el rectorado, pero nadie duda que aglutinará al sector crítico con el equipo rectoral saliente.

Las propias bases de su candidatura se cimentan sobre aspectos que el catedrático ha censurado durante los últimos años. «Hay que animar a la gente a que participe en la Universidad», dice un Mora que siempre se ha enorgullecido de atender directamente a todos los alumnos de la Escuela.

En los tiempos que corren no hay candidato que no busque la manera de hacer más con menos. Para empezar, Mora se plantea reducir el cuerpo de vicerrectores «hasta un máximo de cinco o seis» -ahora son nueve-. La política de optimización se aplicará en «espacios, energía, suministros, equipamiento y recursos humanos». La propuesta es sencilla sobre el papel: «Hay que mejorar la gestión en todos los aspectos, empezando por reducir la complejidad de los procesos y la cantidad de documentos».

Eduardo Mora reconoce que los rasgos físicos del campus no cambiarían mucho bajo su mandato. «No vienen tiempos para plantearse nuevas construcciones».

En busca de la excelencia
De momento, el único oponente del director de la Escuela de Industriales es José Carlos Gómez Sal. El vicerrector no sólo ha formado parte del equipo rectoral criticado por Mora, sino que coordina el que será uno de los puntos calientes en la carrera electoral: el Cantabria Campus Internacional (CCI).

Eduardo Mora quiere zanjar de una vez por todas su postura en este terreno: «No estoy en contra del Campus de Excelencia. Nada más lejos de la realidad». La afirmación es tajante pero tiene sus matices: «Sólo he discrepado en dos aspectos. Por un lado, creo que hay más excelentes que los que están en el CCI. Y por otro, a pesar de que el rector dice que lo ha explicado, sigo sin saber a qué se destina el dinero que recibe el Campus». El director de Industriales propone que el Consejo de Gobierno, además de estar bien informado, pueda decidir sobre el destino de los fondos que lleguen al CCI.

La investigación y la transferencia de conocimiento serán el blanco y el negro del tablero de ajedrez sobre el que se jugará una de las partidas cruciales por el rectorado. En el flanco de Gómez Sal, junto al propio vicerrector del Campus de Excelencia, se encuentra Ángel Pazos, hasta ahora director del Instituto de Biomedicina y Biotecnología. No se sabe quién secundará a Mora en ese ámbito, pero de su capacidad de hacer una apertura sorprendente dependerá el devenir de la partida. (eldiariomontanes.es)

www.unican.es
Con tecnología de Blogger.