Header Ads

UAG denuncian corrupción para ingreso a la Universidad Autónoma de Guerrero

Ex rector de la UAG denuncia corrupción; venden espacios en 70 mil pesos
El ex rector de la UAG, Florentino Cruz Ramírez, afirmó que hasta en 70 mil pesos llega a venderse un espacio en la unidad académica de medicina.

Guerrero.- Hasta en 70 mil pesos, llega a venderse un espacio en la unidad académica de medicina de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), denunció el ex rector Florentino Cruz Ramírez.

Cruz Ramírez actualmente funge como presidente de la Comisión de Educación en el Congreso local, pero fungió como rector de la UAG de 1999 al año 2002, tiempo en el que dijo, pudo desmantelar a los grupos de coyotes que operaban en dicha escuela.

El legislador local lamentó que un grupo de aspirantes a estudiar medicina se mantengan en huelga de hambre desde hace ya una semana, porque es una manera muy lamentable de afectar a la población juvenil.

Propuso crear un semestre non que comience en el mes de enero, para poder captar a los jóvenes que mantienen la huelga de hambre en el zócalo de Acapulco.

En las instalaciones del Congreso local, el diputado por el Partido Movimiento Ciudadano (PMC) –antes Convergencia-, señaló que de manera oportuna le comentó al rector Ascencio Villegas Arrizón, que cuidara mucho que no se hiciera trampa en la selección de estudiantes de medicina.

La trampa en el acceso a medicina consiste en la manipulación de un examen interno, ya que el que aplica el Consejo Nacional de Evaluación (Ceneval) no puede alterarse, en cambio el que se elabora en la escuela sí.

Con la manipulación de ese segundo examen dijo que no solamente se beneficia a los recomendados, sino que se permite la venta de los espacios.

Explicó la manera en que se opera: “En el examen interno se asignan calificaciones altas a ciertos jóvenes con los cuales ciertos corredores establecen tratos. En el Ceneval el resultado siempre es bajo, por eso se promedia y se favorece a quienes negociaron”.

Detalló: “Un cuatro en Ceneval y un diez en el interno, le permite al que pagó tener un 14 global, que se promedia y permite obtener una calificación aprobatoria, mientras que a los que no se pusieron de acuerdo con los corredores se les deja en desventaja”.

Dijo que la práctica la detectó cuando fue rector de la UAG, “lo rompí en 1999 y 2001, pero después no me di cuenta cuando se volvió a poner un vigor”.

Sobre el costo que tiene cada espacio en esa escuela, Florentino Cruz Ramírez aseveró: “me han dicho que algunos corredores están cobrando en promedio 70 mil pesos”.

Por eso, lamentó que haya jóvenes que tengan que recurrir al ayuno para pelear un espacio en la escuela de medicina, de ahí que insistiera en la necesidad de generar una alternativa. (vanguardia.com.mx)
Con tecnología de Blogger.