Header Ads

Rechazan a 375 mil en universidades (México)

Escuelas dan otra oportunidad a jóvenes para hacer exámenes

Previo a iniciar el ciclo escolar en las universidades del país se registraron más de 375 mil jóvenes que aspiraron a ingresar a una veintena de universidades y no lo pudieron hacer por falta de espacios.


La mayoría de las instituciones dejó fuera, en promedio, a más de la mitad de los egresados del bachillerato que deseaban continuar estudios en las licenciaturas de medicina, derecho, administración, contaduría, psicología, ingeniería en computación y comunicación, la más demandadas.

Según cifras proporcionadas a EL UNIVERSAL en 23 universidades públicas del país, existe una diferencia en la atención de la demanda que va desde 10% de los alumnos que recibió la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Autónoma de Chapingo, hasta 70% de los alumnos recibidos en la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

Las estrategias para dar oportunidades educativas a esos jóvenes van desde las creadas por partidos u organizaciones políticas, como la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), en Veracruz, que ofreció becas para 17 mil de los 19 mil estudiantes que no encontraron un lugar en la universidad local, a fin de que iniciaran su licenciatura en escuelas privadas, hasta la ofertada por el gobernador de Chihuahua, César Duarte, de crear opciones en internet, mediante la creación de la Universidad Virtual.

Debido a la creciente demanda que tienen las universidades públicas, las autoridades de esas casas de estudio han impulsado la realización de “corrimientos” y exámenes de “segunda vuelta” con el propósito de aprovechar los espacios no ocupados por jóvenes que realizan exámenes hasta en tres diferentes instituciones o entidades. Con esas medidas se reasignan esos lugares rechazados.

Tal es el caso del Instituto Politécnico Nacional (IPN), que este fin de semana realizó el examen de segunda vuelta a 28 mil 180 aspirantes para ocupar 4 mil 500 espacios.

En los estados las universidades de Oaxaca y México también realizaron una segunda prueba para seleccionar a los jóvenes, pero en Coahuila se les dio hasta una tercera oportunidad, por lo que el número de aceptados está por definirse.

Ante la presión que reciben cada año las instituciones por los “movimientos de rechazados” y de organizaciones sociales y políticas que han sugerido que existe manipulación en los resultados, sobre todo, en las carreras más demandadas, las universidades recurren a procesos en donde la lectura de los exámenes es digital, la participación de instituciones externas como el Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (Ceneval), el College Board o se audita la selección y como lo hicieron las universidades de Guerrero y Sinaloa.

Aún así, en el recorrido institucional se encontraron “beneficios”. Dentro de los criterios de inscripción en la Universidad Autónoma de Guerrero se establece que 5% de los 12 mil 250 lugares disponibles deben ser asignados a los hijos de los trabajadores (docentes y de administración) y 10 % de los lugares deben ser ocupados por jóvenes de las comunidades indígenas.

Otra particularidad se halló en la Universidad Autónoma de Baja California es que 2 mil 739 lugares quedaron sin ocuparse. (eluniversal.com.mx)
Con tecnología de Blogger.